Universidad de Xochicalco

10-agosto (10 a 14 hrs) | Tijuana

PONENTES


Alberto Abad Suárez Ávila


Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM


Jorge Díaz Zazueta


Abogado postulante


Jorge Madrazo Cuéllar


Director del Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM en Seattle


Diana Talavera Flores


Directora de Vinculación con Órganos Electorales


David Shirk


Director del programa Justice in Mexico de la Universidad de San Diego


Víctor Manuel Vázquez Fernández


Magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Baja California


Agustín Peña


Académico de la Universidad de San Diego


Emanuel Socorro Benítez Castañeda


Funcionario de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales


Rommel Moreno Manjarrez


Titular de la Unidad para la Implementación del Sistema Procesal Penal Acusatorio de PGR


Hugo Concha Cantú


Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídica

  • El experto Alberto Abad habló desde la óptica de la sociología del derecho, donde el tema de la autonomía ha sido uno de los más tratados. Citó el Informe de 2013 de la Corte Interamericana donde se señala que que los Ministerios Públicos se encuentran adscritos a distintos órganos y niveles de gobierno. El Informe sugiere que, en la región latinoamericana, se debe trabajar en fortalecer los niveles de autonomía de los MP, sin aportar un modelo. A partir de esa recomendación la reforma de 2016 retoma un modelo de autonomía con una junta de gobierno, un consejo consultivo, participación externa. Realizó tres recomendaciones 1) un servicio de carrera auténtico, un control de gestión eficiente y un sistema de sanciones transparente que no dependa del Ministerio Público.
  • Jorge Ernesto Díaz, comenzó con el tema la percepción de ciudadano común hacia el nuevo sistema. Dijo, hay que identificar cuáles son los elementos que le incomodan a la sociedad para poder distinguir entre independencia y autonomía. Planteó que, si el procurador sigue siendo dependiente del ejecutivo sobre su asignación y destitución, no habrá autonomía. Además, describió otros modelos de procuración de justicia. Quien sancione estos órganos no debe ser parte de la misma procuraduría. También habló sobre la autonomía financiera para poder realizar su labor y no distraerse en la búsqueda de presupuesto. Propuso un sistema en donde la gente que ya se capacitó no se vaya del sistema, es decir, que haya salarios competitivos que no lo obliguen a buscar otras oportunidades.
    Jorge Madrazo dijo que si no aprovechamos la oportunidad de alineación de voluntades para los cambios que requiere el país, muy difícilmente tendremos una situación igual. En su intervención recordó su época de procurador (1996-2000) y cómo era su relación con el Presidente de la República ejerciendo su cargo con completa autonomía, señaló. Dijo que, el tema de la autonomía tiene que ver con la actitud: “si se tiene lo necesario”. Apuntó que, si no hay un cambio cultural de fondo, el nuevo sistema no será viable. El gobierno es quien debe modelar el cambio para que sea creíble y seguible por los mexicanos. Propuso crear un órgano reflejo de la judicatura federal que lo integren el ejecutivo, el senado, academia, ONGs, y el colegiado de abogados. También, que el INACIPE deberá realizar un examen de conocimientos, previa convocatoria pública, para los operadores del sistema judicial, donde el examen deberá realizarse por lo menos una vez al año.
  • Diana Talavera partió desde su experiencia como funcionaria en materia electoral para realizar su intervención. Destacó varios ejemplos en los que se ve comprometida la autonomía de distintas instancias públicas como la FEPADE. Se preguntó sobre cómo hacer real la atribución de autonomía de la FEPADE y otras instituciones, si no hay otras autonomías dentro de la institución. Dijo que la dependencia política y presupuestaria son un lastre que no permite la procuración de justicia. Propuso que el titular puede ser removido por el fiscal, pero esa remoción puede ser objetada por el senado.
  • David Shirk, experto norteamericano invitado, planteó la falta de independencia de la procuración de justicia en el ejecutivo. Señaló que el actual sistema no está diseñado para tener un procurador independiente. Las investigaciones siempre se han desarrollado a través de una cultura de respeto, pero ha habido crisis en tiempos recientes, que le recordaron el caso Watergate, es decir, investigaciones muy politizadas, forzadas por el senado. Fue necesaria la presión política. Señaló que cuando el presidente supervisa la investigación de sus propias actividades se crea un conflicto de intereses. Sólo la cultura institucional supera esto. En este momento se ve un cambio de cultura. Otro ejemplo citado fue el caso del expresidente Bill Clinton quien sufrió un ataque politizado por un fiscal independiente. En otros temas, planteó la idea de un fiscal independiente, la cual podría tener muchas bondades, pero preocupa el problema de que quede atrapada entre la lucha política de los tres poderes. El fiscal debe de representar los intereses del pueblo. El beneficio de un fiscal politizado es que tiene una obligación de procurar justicia si quiere ganar la próxima elección. Un fiscal independiente sólo tiene como impulso la fe pública. “Lo hace porque es su trabajo”. Sugirió que se necesitan más herramientas para un buen desempeño, pero advirtió que no sería barato. Además, propuso capacitación y nombramientos basado en méritos para nombrar MPs y policías, así como transparencia en los procesos de contratación, que no sean oscuros y con compadrazgos.
  • Víctor Vázquez habló sobre la publicación de de los resultados y perfiles de los candidatos a ser funcionarios del sistema. Sugirió líneas para informar a la sociedad sobre la manera que se designan, así como notificar sus evaluaciones de desempeño. Sobre el servicio profesional de carrera dijo hay que estar atentos a las formas de reclutamiento: Requisitos, concursos, cursos, pruebas. Incluir sistemas de ascensos: reglas, incentivos, capacidad, méritos, desempeño; así como grados de funcionarios, sueldos y prestaciones; además de las garantías de desempeño: seguridad, estabilidad, remuneración, independencia. Incluyendo la no remoción sin una causa señalada en la ley y con un debido proceso. Planteó que es importante hacer a un lado a la política, ya que no se desempeña la función como se debe cuando se trata de un brinco político. Señaló que es importante la percepción de la sociedad al respecto del nuevo sistema. También Planteó que la designación del fiscal es importante porque él elige al equipo de trabajo. El Poder judicial es autónomo en sus decisiones, pero de todos modos tiene que negociar con el congreso su presupuesto. La fiscalía también tendrá que hacer eso.
  • Agustín Peña abordó el tema de la percepción pública sobre el procesamiento de cadena de custodia. Propuso entrenamiento y capacitación en esta materia. Señaló lo delicado de esto en casos de alta publicidad, no puede haber errores en la investigación. Además, planteó el tema de la confiabilidad de la fiscalía, no está bien que el ejecutivo le obligue a hacer cosas al fiscal. Sobre los intereses políticos, cuestionó ¿de quién son, del político o del pueblo?
    Emanuel Benítez expuso que, por más que se busque un modelo ideal, no se logrará, hay que irlo perfeccionando en la práctica. Dijo, se debe puntualizar la perspectiva de Derechos Humanos en toda la procuración de justicia. Planteó que un nuevo modelo de procuración de justicia debe ser primero un plan de trabajo. Lo que conviene, dijo, es que se debe partir de un techo común, las directrices de la ONU sobre la función de los fiscales. También señaló que se sobrejudicializan los asuntos y se colapsa el sistema, hay que desahogarlo a través de descentralizar grandes decisiones, es decir, que el fiscal no imponga línea.
  • Romel Moreno, refirió a su propia experiencia profesional para dar cuenta de los cambios en el modelo de justicia. Destacó tres elementos fundamentales para el nuevo modelo: liderazgo, sistema de pertenencia y el sentido de una nueva generación. Planteó que, en el nuevo sistema, el MP y policía son los elementos más vulnerables. Recalcó que Yucatán es el único estado que separó policía de investigación del MP, y que ahora depende de la SSP. Reflexionó sobre ¿Las autonomías deben considerar a las policías? Luego subrayó la labor de la fiscalía de Querétaro sobre procesos, siendo un modelo de gestión eficiente para repetir.